Ya tenemos la primera ola de calor del verano.
Se trata de un episodio de alta temperaturas, excepcionalmente adverso por su intensidad, duración y extensión.

Ahora más que nunca desde AAYS recomendamos realizar un consumo mayor de agua para hidratarnos y tratar de no sufrir ningún golpe de calor
Disponemos de fuentes de agua a red y fuentes de agua en botellones, que harán que este primer episodio sea más liviano en nuestro puesto de trabajo.
Nuestras máquinas modernas, ofrecen agua fría con un sistema de filtrado que hacen que la calidad del agua sea aún mayor.

Y por si el titular de este artículo, parece sensacionalista, vamos a verlo en detalle.

Qué causa esta ola. La llegada de una borrasca el sábado al oeste de la Península, que no puede avanzar por un anticiclón de bloqueo. La borrasca está impulsando hacia el norte una masa de aire muy cálido desde África.

Cuándo empieza y cuánto va a durar. Las temperaturas están en aumento desde el sábado pero no se alcanzarán los umbrales de ola hasta el miércoles. Según los últimos datos, durará al menos seis días, hasta el martes de la semana que viene, que es el límite de una predicción fiable.

Qué zonas se llevarán la peor parte. La cuenca del Ebro, con «seis días de temperaturas muy altas», indica Del Campo. En Zaragoza ya se llegó el domingo a los 37º, este lunes se esperan 36º, el martes, 38º «y va a seguir en aumento» hasta superar los 42º de viernes a domingo. «Es una de las zonas donde más calor va a hacer con respecto al que suele hacer», avisa. «La razón es porque la masa de aire africano llega muy recalentada al Ebro tras recorrer toda la Península y aún se calienta más al atravesar el sistema Ibérico y descender al valle. A ello se suman la estabilidad atmosférica, los cielos despejados y los días de mayor insolación».

Cuánto subirán los termómetros por encima de lo normal. Buena parte de la Península y Baleares superarán los 35º a partir del viernes, entre 5º y 10º por encima de lo normal. En el tercio norte —Castilla y León, Navarra, sur del País Vasco, La Rioja, norte de Aragón y parte de Cataluña— tendrán entre 5º y 10º más que lo habitual y en el valle del Ebro navarro, riojano y vasco, 15º. En cuanto a las mínimas, en la mitad norte y en puntos del sureste estarán entre 5º y 10º por encima.

Cuál será el pico de la ola. «No habrá un peor día, sino varios, de viernes a domingo van a ser jornadas muy duras y sería difícil concretar cuál será la peor», lamenta el experto.

Cuál será la temperatura máxima. Se superarán los 42º desde Logroño al bajo Aragón, incluida la desembocadura del Ebro y la depresión central de Lleida. También se va a subir de 42º en puntos de la zona centro, como el sur de la Comunidad de Madrid —Aranjuez— y la provincia de Toledo a partir del jueves y durante el fin de semana, al igual que en zonas del valle del Guadalquivir como Jaén y Granada.

¿Y por la noche? No habrá tregua. La del domingo al lunes ha sido la primera de las «noches tropicales» — en las que no baja de 20º— en muchos puntos de España. «En la estación del Retiro de Madrid ya se ha llegado a 20.9º, también las ha habido en el valle del Ebro, el litoral mediterráneo, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía», concreta el portavoz, que añade que se generalizarán desde el miércoles en el valle del Ebro, Levante, centro y sur. El jueves alcanzarán a buena parte de la meseta norte.