Para garantizar la calidad del aparato y de la propia agua, es recomendable practicar cada cierto tiempo una limpieza.
El proceso se ha de realizar al menos una vez al año, siendo recomendable realizarlo cada seis meses y se trata de una desinfección tanto interior como exterior de las fuentes y dispensadores

Higienización de dispensadores

A fin de garantizar una higiene perfecta y continua de nuestro aparato, a continuación se muestran las recomendaciones para llevar a cabo una higienización perfecta en los dispensadores de agua.
Todas las piezas que se encuentran en contacto directo con el agua deberían ser sustituidas. También debemos incluir para su cambio el filtro del aire del aparato. Las piezas susceptibles de ser cambiadas serían las siguientes:

  • Depósito de agua
  • Protector de agua
  • Grifos

Higienización de fuentes de agua

En el caso de contar con una fuente de agua conectada a una red pública, el proceso de higienización cambia por las características del aparato y su forma de recibir y almacenar el agua.

La recomendación cuanto disfrutamos de este tipo de fuente es la de realizar una higienización que se divide en cinco fases:

  • Extracción del filtro
  • Higienización del circuito de agua
  • Mantenimiento interior y exterior
  • Instalación del filtro
  • Limpieza exterior

La higienización es un proceso eficaz, seguro y rápido. Los tratamientos modernos utilizan vapor de agua a 85 °C en el interior de las fuentes de agua.

Desde AAYS le asesoramos y realizamos la higienización de las fuentes de agua tanto a red como en bidones, realizando desde hace más de 20 años la higienización de toda una red de fuentes instaladas en nuestros clientes de más de 1000 unidades.

Confie en nosotros!!